Guía de turismo en Florianópolis

Florianópolis es uno de los principales destinos de playa de Brasil, con propuestas para todos los gustos. Descubre sus encantos en nuestra guía de turismo en Florianópolis.

Vibrante y multifacética, Florianópolis es la capital del estado de Santa Catarina y el destino turístico preferido del sur de Brasil. La ciudad se divide en dos partes: la región central y continental, donde se concentra la actividad pública, comercial e industrial; y la Isla de Santa Catarina, foco del turismo, con sus espléndidas playas y múltiples propuestas de ocio. El moderno puente Hercilio Luz conecta ambas partes de la ciudad.

Como uno de los destinos de costa más populares de Brasil, Floripa –como se la llama cariñosamente-, ofrece atractivos para todos los gustos y tipos de estadía. Las cuatro regiones de la isla (Norte, Este, Oeste y Sur) albergan en total 42 playas según el conteo tradicional. No obstante, los locales contabilizan más de un centenar de playas, muchas de ellas inexploradas y aún no bautizadas.

Esta inmensa variedad incluye los más amplios contrastes: playas vírgenes, playas urbanas; olas frías para surf, aguas cálidas para baños; playas juveniles, playas familiares; parques de ecoturismo, centros de diversión nocturna. Cada viajero encuentra en Florianópolis exactamente lo que está buscando, y es por ello que este destino atrae en la temporada alta (de diciembre  marzo) millares de turistas brasileños y extranjeros.

Recorre nuestra guía de turismo en Florianópolis para conocer qué parte de la isla se ajusta a tus vacaciones soñadas.

Guía turística de Florianópolis: norte, este, oeste y sur de la isla

Atracciones del norte: La zona norte de la isla es la más urbanizada, ideal para quienes buscan unas vacaciones llenas de actividades y entretenimiento, en conjunción a increíbles playas de aguas templadas. Allí se ubican los balnearios más populares y frecuentados de Floripa, con grandes infraestructuras hoteleras, de ocio y servicios para satisfacer a los visitantes más exigentes. La mayoría de los mejores bares, restaurantes y discotecas de Florianópolis están en esta zona.

Entre esas playas se destaca Canasvieiras, preferidas por los turistas del cono sur; Playa dos Ingleses, altamente urbanizada e ideal para el sandboard; Cachoeira do Bom Jesus, con agradables paseos de ecoturismo; Jureré Internacional, cosmopolita, juvenil, refinada y suirfista; y Ponta das Canas, muy tranquila y familiar.

Atracciones del este: Mar abierto y bravo, grandes lagunas y fabulosos paisajes hacen del este una de las regiones más procuradas de la isla. La variedad también rige en esta zona: la Barra da Lagoa es ideal para baños y pesca de tainha;  la Playa Mole es el epicentro de los jóvenes surfistas; la Playa Galheta está autorizada para el nudismo; la Playa Joaquina ofrece sofisticación y algunas de las mejores olas de surf; y la Lagoa da Conceição, detenta gran vida nocturna y apacibles paseos en barco.

Atracciones del oeste: Se trata de la zona con menor movimiento turístico, caracterizada por bellos paisajes naturales y aguas tranquilas. Su principal centro de turismo es Santo Antonio de Lisboa, balneario famoso por ser el primer poblado de portugueses en la isla, conservando una gran riqueza histórica. Quienes buscan relax pueden visitar Cacupé, con sus pequeñas playas rodeadas de eleavciones.



Atracciones del sur:
La parte más intacta de la isla es perfecta para amantes del ecoturismo y quienes desean desconectarse del ritmo de la ciudad, explorando paisajes secretos y disfrutando de los balnearios más pintorescos. Entre ellos, los más recomendados son Campeche, de olas agitadas; Pantano do Sul, con su interesante reserva arqueológica; la Lagoa do Peri, rodeada de naturaleza agreste; Armaçao, centro de pesca artesanal; Ribeirão da Ilha, de gran valor histórico; y Praia da Solidão, con increíbles piscinas naturales.

El Aeropuerto Internacional de Florianópolis

El Aeropuerto Internacional de Florianópolis -oficialmente denominado Aeropuerto Hercilio Luz- se localiza en el barrio Carianos, a 12 kilómetros del centro de la ciudad. Es la principal puerta de acceso aéreo a Santa Catarina,  con vuelos internos hacia todas las regiones de Brasil y algunas conexiones internacionales, principalmente con países del Cono Sur.